El Rock desde el Interior

ENCIENDEN LA LLAMA

recitales

ENCIENDEN LA LLAMA
ENCIENDEN LA LLAMA
X
recitales

ENCIENDEN LA LLAMA

La Falda 31/01/2016 05:21enviado por nestor

Los Cafres se presentaron en la Ciudad de La Falda, en un espectáculo gratuito, ante un gran marco de público, en el ciclo "La Falda Bajo Las Estrellas".

La primera vez en La Falda para LOS CAFRES dejó algunos datos para destacar, a saber: el show empezó más tarde de lo acostumbrado; en compensación por la espera la banda entregó un show larga duración seguido por un público en su gran mayoría festivalero. Sin innecesarios juicios de valor, esto último fue muy notorio ya que habitualmente la gente que concurre a este ciclo se divide entre locales y turistas que en la mayoría de los casos no son seguidores de las bandas programadas. La presentación de Los Cafres en cambio contó con público adepto desde el minuto cero, Guillermo Bonetto, cantante y líder, desde el escenario constantemente repetía la palabra feed-back (retroalimentar), efecto que se logra por la reacción favorable del que escucha cuando conoce y es afín a la música que se propala, cosa que no ocurre con un público neutro. En la faz técnica se estrenó un nuevo sistema de sonido con alta calidad de prestaciones, se utilizó por primera vez una cámara con grúa para lograr mejores planos de artistas y gente, sumadas a las vistas aéreas capturadas por un drone que ya se había estrenado con Caligaris.
 
Desde "Sin semilla", primera canción de un concierto que empezó con la banda completa en escena calentando motores y Bonetto irrumpiendo desde el backstage, fueron casi dos horas de show con un mini intervalo promediando la función. Simbólico, porque "Sin semilla" fue nada menos que el tema que los impulsó, la pista uno de "Frecuencia Cafre", álbum debut publicado en 1994. Pero la banda reconoce una trayectoria un poco más larga, con un primer período de actividad que va desde 1987 a 1989, un intervalo de tres años en el cual sus integrantes se dedicaron a viajar fuera del país y la posterior reunión en 1992 hasta nuestros días. Recién entonces es cuando se formaliza la carrera de Los Cafres con el disco antes mencionado. Pero nada fue tan fácil, ni inmediato. El mismo día del show, luego del almuerzo y antes de una incursión por la pileta del hotel que los recibe durante su estadía faldense, el mismo Guillermo Bonetto nos confiaba que hace 10 años que pueden vivir de la música, y llama la atención el dato por tratarse de una banda de tan extensa trayectoria. La fecha es casi coincidente con la publicación de "¿Quién da más?" (2004), trabajo que atesora el hit "Si el amor se cae", canción que los hizo populares y les abrió las puertas de la consagración definitiva.
 
Guillermo Bonetto es un frontman imprescindible para una banda que cultive música reggae. Sus bailoteos constantes y movimientos ondulantes a todo el ancho del escenario no se interrumpen en ningún momento del show. Dirige una numerosa banda que se conoce desde hace muchos años y suena corpulenta. El Roots Reggae es un estilo que puede parecer reiterativo para oídos no iniciados o que prefieran músicas de armonías más complejas, sin embargo Los Cafres saben traducirlo a la perfección y con incuestionable contundencia gracias a su sólida base rítmica de bajo, batería y percusión, dos teclados, dos guitarras y los bronces (saxo, trompeta, flauta traversa, en ocasiones trombón). Bonetto (quien reconoce entre sus influencias actuales al cantante de tangos cordobés Ariel Ardit) presenta la banda: el imprescindible Claudio Illobre en teclados y principal compositor, Gonzalo Albornoz en el bajo, Sebastián Paradisi en batería y sus compañeros, tuvieron instancias de lucimiento personal.
 
Entre un número y otro el cantante chequea el estado de ánimo de la platea, arenga para que liberen gritos de euforia y bromea con los del “sector vip” (sic), la música rítmica se disfruta mejor de pie y bailando, sugiere a los que no abandonaron su silla en toda la noche. Se escucharon en la primera parte: "Hace falta", "Dale!", "La música", "Kaos", "Imposible", "Velas y sahumerios", "Loco", "Barrilete", "Tilcara", entre otros. El segundo bloque fue demoledor por los hits: "Aire", "Bastará", "Tus ojos" (será que sos un ángel), "Pelusa" (dedicado a Diego Armando), "Si el amor se cae", "Casi que me pierdo" y "La receta" le pusieron el moño a una de las mejores noches de un ciclo que de confirmarse esta tendencia puede convertir a La Falda en un nuevo bastión de la música que profesó Bob Marley.
 
NESTOR POUSA

 

873 lecturas

Enviar a un amigo

Tu e-mail:
El e-mail de tu amigo:
 
13 Rock & Roll